Viernes
28
Noviembre

 

CONCIERTO
  • 19:43 HRS
Jueves
27
Noviembre

 

PROYECCIÓN
  • 19:30 HRS
Sábado
15
Noviembre

 

PIEZA DE ROSARIO ORDÓÑEZ
  • 19:30 HRS
Viernes
7
Noviembre

 

Foto Libros
  • 17:00 HRS
Miércoles
5
Noviembre

 

3a MUESTRA INTERNACIONAL DE CINE CON PERSPECTIVA DE GENERO
  • 19:00 HRS
Martes
4
Noviembre

 

3a MUESTRA INTERNACIONAL DE CINE CON PERSPECTIVA DE GENERO
  • 19:00 HRS
Ana Santos

 

 

  La bicicleta como la conocemos ahora, con cadena estrellas y pedales, es un invento de la misma edad que los automóviles, sin embargo, por el momento el crecimiento en número y velocidad de estos últimos hace que la primera se vea como un transporte de los que menos tienen y de los atrasados; así los vehículos automotores se han impuesto como el símbolo del progreso y de libertad. Mientras más rápido más libre soy. Sin embargo no hay nada más alejado de la realidad que esta afirmación.

Si se apuesta a una movilizaciónde la sociedad mayor que la de un individuo por sus propios pies, habrá que utilizar una tecnología de muy bajo costo energético y la que cumple mejor esta característica es la bicicleta. Con todos los efectos que redundan en una mejor salud, una menor contaminación, un libertad arrebatada por los vehículos de unos pocos y de un sistema de transporte colectivo particular ineficiente.Se sabe que la movilidad de la bicicleta es de tres a cuatro veces mayor que la de un peatón.

Lo vehículos automotores consumen energía, unos más otros menos, que cada día es más cara producirla. A pesar de los combustibles “limpios” recientemente desarrollados, la contaminación del ambiente aumenta cada día. El transporte colectivo como se encuentra estructurado en la actualidad, es ineficiente, genera una forma de control social, obliga a aceptar un servicio de mala calidad  y mal organizado; habría que modernizarlo y adecuarlo a las necesidades  contemporáneas  y los vehículos privados son cárceles para sus conductores, de los cuales,  la inmensa mayoría  no sólo son obreros-algunos bien pagados- sino que además ellos mismos utilizan ciertas horas de su existencia para transportarse a sus trabajos.

Recuperemos la libertad de movilidad con los costos bajos. Los que usan vehículos automotores son presos de las rutas, se privan de la libertad de pararse, de regresar lo andado, de apreciar un detalle o una vista panorámica de la calle por la que circulan. En cambio, los  que caminan o andan en bicicleta, son mucho más libres de disfrutar de las simplicidades, no por eso menores, de la belleza de una ciudad como la de Oaxaca.... Leer más...